Sabemos que casi todos los gatos aman dormir con sus tutores y que una enorme mayoría de gatos duermen cerca de tus pies, casi a diario. Existen varios motivos para este comortamiento.

Si alguna vez te preguntaste porque los gatos duermen cereca de tus pies, aquí trataremos de contarte al menos 5 de los motivos más comunes por los cuales tus mejores amigos gatunos tienen este comportamiento y por qué son mucho más dependientes de dormir junto a nosotros que nuestros otros mejores amigos, los perros.

Motivo 1º Una cuestión de supervivencia

Son raras las personas adultas que pesen menos de 40 kg y suponiendo que el peso de un gato adulto es entre 3 a 4 kg (excepto razas como Maine coon, Ashera y otras razas grandes y pesadas específicas), estosignifica que la enorme mayoría de los gatos está durmiendo con otro ser vivo que pesa como mínimo entre 10 a 13 veces más que ellos.

Consecuentemente, siendo los gatos esos seres inteligentes que son y en especial que no les gusta ser molestados mientras están descansando, han aprendido a evitar los sobresaltos de tener que safarse de debajo de un humano que durante sus movimientos nocturnos inconscientes al dormir, durmiendo a los pies de ese humano, y muchos de ellos eligen colocarse en la almohada, por encima de la cabeza para evitar esto mismo!

Este hábito de colocarse cerca de los extremos corporales (cabeza o pies), surge cuando los gatos son ya adultos, porque cuando aún son cachorros, prefieren estar más junto al pecho de la persona con quien duermen para de esa forma sentir el latido del corazón, que les recordaba su etapa lactante cuando dormían junto a su mamá gata.

Luego cuando los “aplastamientos” van sucediendo en la noche y el sueño del gatuno es interrumpido varias veces tratando de no ser arrollado por un humano sin querer, los gatos acaban concluyendo que es menos peligroso dormir cerca de la cabeza o los pies donde también logran sentir de cierta forma los latidos de ese humano y con eso saber que está bien… si, ellos se preocupan por nosotros!

Motivo 2º Protección

Los gatos son conscientes que cuando duermen se toman su sueño muy enserio y están menos alerta. Por ese motivo duermen junto a su humano y si de casualidad escucharan ruidos fuera de lo normal en la casa, no se cortarán ni un poco de caminar sobre tu cara e inclusive clavarte las garras (no te lastimarán pero realmente eso de las garras funciona para los más dormilones) para que te despiertes y vayas a averiguar que sucede y así la protección es mútua.

Otra característica típica de los gatos es el hecho de que a ellos les gusta dormir con su espalda recostada sobre algo y de esta forma se garantizan de tener “sus espaldas cubiertas” mientras duermen y así sentirse más seguros.

Motivo 3º El despertador y la rutina

A cuántos de nosotros ya nos sucedió, que el celular se quedó sin bateria mientras dormíamos y a la hora indicada el despertador nunca sonó, o peor, que el despertador suena y nosotros no nos damos por notificados… no debe haber 1 solo ser humano en el Mundo al que esto nunca le sucedió.

Salvados estuvieron y siguen estando aquellos poseedores de un gato en casa, porque el estará al pendiente del horario, con más exactitud que el mejor reloj suizo. Apenas el despertador comience a sonar, o llegada la hora y si no hay despertador, el sabe que ya es hora y si tu no te levantas, el irá con toda su gatunez a refregarla encima de tu casa apoyandote las patitas hasta lograr que te pongas “en vertical”.

Los gatos son seres muy organizados y que gustan de la rutina, odean sorpresas desagradables y no comer al horario que están acostumbrados. Por ese motivo intentan despertarnos a la hora que saben por costumbre que debemos despertarnos, para que luego no te despiertes corriendo y puedas olvidarte hasta de reponerle el alimento en su plato a las corridas.

Se podría decir que todas aquellas personas que tienen gatos en casa, no tendrían excusa alguna para sus jefes, por llegar tarde a trabajar!

Por otra parte, si llegada la hora de despertarte fuera un día que tu estás enfermo y que no saldrás de la cama, no te preocupes que ellos se dan cuenta que estás enfermo y notarás que se refregan mucho más en ti cuando estás así, para que te sientas mejor y te pongas bien rápidamente.

Motivo 4º Pertenecen al mismo grupo social

Los gatos son territoriales, exclusivos y sociables. El territorio de ellos es nuestra casa, hasta el rinconcito más perdido de ella y es por ese motivo que desde pequeños, se dedican a patrullar y explorar nuestro hogar completo. Conocer al 100% el lugar donde viven, garantiza y mucho su sentimiento de seguridad en ese lugar, ya que no habrá nada que ellos no conozcan.

En una familia con varios miembros, lo más habitual es que el gato guste de todas las personas, sin embargo habrá siempre un “humano preferido” con el cual el gatuno se mostrará más afectuoso que con el resto. Será exactamente con esa persona que el gato irá a dormir por las noches, estratégicamente ubicado a sus pies, o a su cabeza!

La sociabilidad del gato se revela por sus actitudes cariñosas y afectuosas para con todos los miembros de la familia que son su grupo social, por ello los gatos bien educados (la enorme mayoría lo son), muestran empatía por todos los miembros de la familia. Así es que el minino juega, se deja acariciar y se comunica con todos en la casa.

Inclusive puede aceptar dormir en el sofá al lado de uno de los integrantes que no sea “el preferido”, o sentarse encima de la falda de otro a mirar la televisión, pero dormir en la cama, por la noche es algo exclusivamente reservado para ser realizado junto al humano predilecto del gato.

Motivo 5º Los gatos son muy territoriales

Muchas personas creen que los gatos duermen a sus pies o sobre sus cabezas porque los aman y necesitan de su compañía y básicamente ese es uno de los motivos, pero no el principal. En la mente felina SOMOS NOSOTROS los que dormimos con ellos y no al revés. Somos nosotros quienes habitamos SU territorio y ellos nos premian diferenciándonos de otros seres humanos, al PERMITIRNOS dormir junto a ellos.

Además de que ellos NOS INVITAN  a dormir con ellos, nos muestran su afecto y confianza lamiendonos. Ellos se lamen para higienizarse y acomodar su pelo. Si nuestro gato nos lame, está demostrando que somos uno “de los de ellos” y por eso nos está limpiando, porque confía en nosotros.

Cuando traemos una nueva mascota a casa, en especial si se trata de otro gato, nuestro “primogénito” puede tener un disgusto tremendo y considerar nuestra actitud de una insensatez desmedida y durante algunos días, puede estar resentido y no dormir con nosotros… pero no hay nada que el tiempo no resuelva!

Si deseas leer más artículos parecidos sobre estos temas, no dejes de visitar nuestro apartado de Curiosidades de Mascotas. Y si necesitas cualquier tipo de atención, no dudes en entrar en contacto con nosotros por teléfono o a través de ESTE link.