Disfrutar y compartir deberían ser las palabras que mejor definen a la acción de pasear con tu mascota, pero no siempre esto es así. Por ello, aquí te damos 9 consejos para pasear con tu mascota con facilidad y tranquilidad. Acompáñanos!

Muchas veces pasear con tu mascota en la calle, puede volverse casi una pesadilla. Sucede cuando el animal jala la correa, salta sobre las personas que caminan cercanas, o intentan pelear con cada animal que se cruzan por el camino.

A continuación hablaremos sobre las medidas que debes colocar en práctica para evitar estos problemas y poder disfrutar del paseo con tu amigo de cuatro patas.

Si tu perro se comporta de forma indebida a la hora del paseo, NO ES SU CULPA. Es culpa nuestra… nosotros debemos ser sus educadores, sus guías, sus alfas de manada y cuando fallamos… ahí están las consecuencias. Nosotros somos responsables por su socialización y por enseñar las conductas que debe seguir. A la hora del paseo, la mascota debe entender que somos nosotros quienes dictamos las reglas.

Recuerda que los paseos, son algo que el animal necesita, no solo para hacer sus necesidades fisiológicas, sino también para ejercitarse y poder relacionarse con el entorno, lejos de los límites de casa.

Sin embargo, con mucha paciencia y con normas coherentes y concretas, con seguridad podrán los dos disfrutar de una salida desestresante, amena y divertida

1 – EVITA LA ANSIEDAD

Muchos perros se ponen ansiosos al saber que se aproxima el momento de salir a pasear, o cuando oyen el ruido de la correa o ven que vamos a buscar la correa al cajón o al rincón donde la guardamos y ellos saben que está allí. Por eso, cuando le coloques la correa el tiene que haberse calmado antes. No puedes colocársela cuando está en estado “perro loco”, sino que entienda que si se calma, tendrá el premio del paseo y sino, el paseo se va a demorar.

No se calmará solo, debes ayudarlo a calmarse. Y una vez calmado, eres tu quien debe salir primero que él puertas afuera. Debe quedar claro que eres tú quien guiará el camino y no él.

En la calle, si el demuestra que pretende correr casi arrastrándote por la calle y jalando la correa, debes interrumpir el paseo hasta que el se calme. Debes hacer lo mismo si él presenta agresividad como otros perros o personas en la calle durante la caminata.

También debes prestar mucha atención para que el perro no tenga contacto con substancias peligrosas o con animales agresivos, que pueden acabar desencadenando una pelea entre perros, por eso la atención debe estar redoblada.

2 – ORGANIZA DISTINTAS ACTIVIDADES

Si el ambiente lo permite, lo ideal es alternar la caminata con momentos de juegos con los pequeños peludos, es decir, caminar con ellos y parar un rato en algún lugar para jugar.

Y, como el entrenamiento debe ser algo cotidiano, aprovecha la ocasión para reforzar lo que ya fue aprendido y enseñar órdenes nuevas durante los juegos.

Otra opción es utilizar ese tiempo para que tu te ejercites también y, además de caminar, elijas correr o realizar alguna rutina de ejercicios en compañía de tu animal.

3 – DÉJALE SER PERRO A TU PERRO

El paseo permite que tu animal de compañía no solo queme energía y se relaje, sino que permite que él desarrolle sus instintos de perro:

  • Marcar su territorio
  • Rastrear distintos olores
  • Relacionarse con otros perros

Dale tiempo para que también el desarrolle sus “momentos caninos” durante el paseo.

4 – DEDÍCALE TIEMPO SUFICIENTE A LOS PASEOS

Dentro de tus posibilidades, lo ideal es llevar al animal a pasear como mínimo 3 veces por día. Ten en mente que un paseo largo antes que salgas a trabajar, puede ser sinónimo de un perro relajado que no se aburrirá en casa o buscará romperlo todo cuando se quede solo, lleno de un montón de energía que no lo ayudaste a gastar.

Lo más probable es que el duerma durante gran parte del tiempo en que tu y tu familia no estén en casa, pero… hay animales con mucha energía que dormirán una parte del día, pero el resto harán lo que puedan por desestresarse… y en el “lo que sea” pueden estar tus muebles, tus almohadones, el tacho de la basura, etc…

5 – PREFIERE SIEMPRE CORREAS NO MUY LARGAS

Cuando utilizas correas muy largas o extensibles, corres el riesgo de estar muy distante cuando una situación se genera y con una correa de mediano tamaño, podrás controlar mejor las situaciones imprevistas, como enfrentamientos con otros perros, o que el intente saltar sobre otras personas.

6 – MUÉSTRATE CALMADO Y SEGURO

Debes lograr que tu mascota comprenda que eres tu quien está dominando la situación, que eres tu el alfa, que estás calmado y le transmitas esa calma. Con ello, el no sentirá el impulso de tomar control de una situación que siente que tu has perdido como alfa.

 

7 – RECOMPENSARLO CUANDO LO HAGA BIEN

Para destacar su buen comportamiento durante un paseo, premia a tu mascota con caricias, elogios y alguna golosina. El refuerzo positivo es muy importante a la hora de fijar conductas. Si el lo hace bien y tu lo premias con algo que disfruta, más ganas tendrá de hacerlo bien la próxima vez, para tener de nuevo el premio que le darás.

8 – EVITA LAS HORAS DE TEMPERATURA EXTREMA

Tanto en verano como en invierno, debemos evitar salir en horas en que el clima sea menos favorable. Con mucho frío o con mucho calor, el paseo puede volverse hasta peligroso para la salud del animal.

9 – MANTÉN LA RUTINA DE HORARIOS LO MÁS ESTABLE POSIBLE

Esto se aplica tanto a las comidas como a pasear con tu mascota. Así podrás sincronizar las salidas con los momentos de hacer sus necesidades. Recuerda también llevar los elementos necesarios para recoger las heces que tus animales hagan en la calle, para que todos podamos seguir disfrutando de ambientes limpios todos los días.

Utilizando la paciencia y la dedicación con seguridad, lograrás disfrutar de momentos preciosos llevando tu mascota a pasear y eso contribuirá para ambos, no solo a nivel de salud física, sino emocional, promoviendo un vínculo saludable y bienestar para todos.

Si ves que tu mejor [email protected] cambio su comportamiento en alguna forma, no dejes de llevarlo al veterinario para una revisión completa.

Te animamos siempre a que adoptes un animal para que puedas experimentar esa bella experiencia y que regularmente lo lleves a consulta veterinaria para su vacunación correspondiente y chequeos de salud. En Clínica Veterinaria La Pastora estamos preparados y siempre dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para que tu animal de compañía tenga la mejor calidad de vida posible.