La fisioterapia veterinaria es el campo de la medicina veterinaria que se ocupa de la promoción, mantenimiento y mejoría de la salud de los animales a través de técnicas no invasivas aplicadas a nivel musical y esquelético. Es un campo que se encuentra en contínua expansión y que posee cada vez mayor importancia.

Hoy en día podemos distinguir tres grupos principales de actuación dentro de la fisioterapia veterinaria:

  • Pequeños animales: Principalmente perros y Gatos
  • Grandes animales: En esta área, principalmente los caballos
  • Animales exóticos: En este grupo, la fisioterapia veterinaria se centra sobre todo en animales de circo, de zoológicos, etc.

Existen varias justificativas para el incremento de la utilización de la fisioterapia veterinaria y de su mayor evolución en el curso de los últimos años. La búsqueda por parte de los propios dueños de animales, de técnicas menos invasivas y más naturales, unida al factor económico, constituyen las razones más relevantes que permiten el desarrollo de esta especialidad.

De acuerdo con la AVMA (American Veterinary Medical Association) la terapia física veterinaria, o fisioterapia veterinaria es el uso de técnicas no invasivas, excluyendo las técnicas de quiropraxia veterinaria, que son utilizadas en la rehabilitación de lesiones en animales no humanos. Según la misma asociación, el fisioterapeuta veterinario deberá contar siempre sobre supervisión veterinaria.

Por el contrario la definición dada a partir de un punto de vista más próximo las asociaciones de fisioterapia describe la disciplina como la ciencia que aplica la biomecánica, física, anatomía, fisiología y psicología a pacientes que presentan mal funcionamiento, lesión, dolor u otras anormalidades.

Algunos autores inclusive, agregan que ninguna de las dos definiciones anteriores es completa, dado que ambas olvidan el diagnóstico fisioterápico o la prevención de lesiones, lo que excluye gran parte de la práctica habitual de fisioterapia.

En este sentido, un abordaje multidisciplinario asegurará mejores cuidados y atención.

Las patologías degenerativas del sistema muscular y esquelético constituyen una importante causa de morbilidad. por ejemplo, la osteoartritis es la causa más frecuente de claudicación en los perros, estimándose que cerca de 20% de los perros con más de 1 año de edad serán afectados.

La fisioterapia veterinaria inserta en un programa multidisciplinario, puede proporcionar muchos beneficios. Ese programa multidisciplinario no debería ser únicamente basado en técnicas físicas.

Es necesario tener en cuenta que la enfermedad degenerativa articular, es una enfermedad general de las articulaciones, acelerada por el exceso de peso y la edad lo que nos obligará a adoptar medidas multimodales de corto plazo para su mejoría (tratamiento del dolor) y de largo plazo (ejercicio y dieta), siendo éstas últimas las destinadas a atrasar y estabilizar las posibles lesiones.

La dieta constituye un factor esencial. Garantizar el aporte adecuado de elementos como la glucosamina y el sulfato de condroitina, que inhiben la degradación de los cartílagos, así como los ácidos grasos Omega 3 y Vitamina K, que ayuda en la prevención de pérdida de masa ósea y fracturas. Por esta razón, es necesario asegurar la ingesta de éstos alimentos.

Como conclusión, la fisioterapia veterinaria es una disciplina inserta en la medicina veterinaria que cada vez posee más importancia, sin olvidar el abordaje multidisciplinario de estas patologías de elevada frecuencia y con alta morbilidad.