La Fisioterapia Veterinaria se indica en todas las enfermedades ortopédicas y neurológicas, así como en el control de la obesidad y el mantenimiento de la condición física de los animales.

 

En las enfermedades ortopédicas, la fisioterapia veterinaria trabaja el control del dolor y el aumento de la amplitud de los movimientos, mejorando la fuerza y la resistencia muscular. También auxilia en la reducción del tiempo de consolidación ósea de fracturas, cicatrización de heridas y recuperación post-operatoria.

 

En las complicaciones neurológicas ayuda a restablecer la coordinación motora y el equilibrio, además de la reeducación del andar, impidiendo así la evolución de las atrofias musculares.

 

En el caso de la obesidad, la fisioterapia tiene muchos beneficios tanto en perros como en gatos en la prevención de diabetes, enfermedades articulares y cardíacos.

 

Ejercicios de Fisioterapia Veterinaria, como la hidrogimnasia y caminatas en caminadoras mecánicas, aumentan en 30% el gasto calórico del animal, cuando se compara con las caminatas normales que tu mejor amigo realiza contigo. Asociada a una dieta controlada, estos ejercicios tienen resultados sorprendentes con apenas 10 minutos diarios de realizarlos.

 

En los animales ancianos, la fisioterapia mejora la calidad de vida, aliviando el dolor en las enfermedades articulares, manteniendo la fuerza muscular y la amplitud de movimientos, mejorando la defecación y la micción, facilitando así el día a día de tu mejor amigo.

 

La asociación de la fisioterapia con la acupuntura, potencializa aún más los resultados y la participación del propietario también influye para la obtención de resultados positivos más rápidos. La evaluación clínica de cada animal es imprescindible antes de agendar las sesiones.

 

En La Pastora disponemos de diversos recursos tanto para sesiones de fisioterapia, tanto como como para el acondicionamiento físico.

 

CAMINADORA SECA: usada para ejercicios de fortalecimiento muscular, pérdida de peso, coordinación motora y resistencia física.

 

LÁSER: terapia utilizada para el aumento del metabolismo local, disminuyendo la inflamación y el dolor y reduciendo el tiempo de consolidación ósea en las fracturas y en la cicatrización de las heridas.

 

ULTRASONIDO TERAPÉUTICO: utilizado como analgésico en casos agudos o crónicos, propiciando aumento de calor profundo adecuado a cada caso.

 

MASAJES: Realizada manualmente o con la ayuda de aparatos para mejorar el metabolismo, reducción del edema, relajamiento, drenaje linfático y alivio del dolor.

CINESIOTERAPIA: ejercicio asistido por el veterinario con la ayuda de aparatos, tablas de equilibrio, canilleras y ligas para reeducar la coordinación y el equilibrio en animales con enfermedades neurológicas y/o ortopédicas.