Entre las principales afecciones que acometen la boca de los animales y que atiende la Odontología Veterinaria, están la enfermedad periodontal (popularmente caracterizada por la acumulación de sarro), fracturas dentales, tumores y neoplasias, y específicamente en los felinos, es bastante común la lesión resortiva odontoclástica felina, antes conocida como “caries de los gatos”

 

Como prevención de la enfermedad periodontal en Odontología Veterinaria, se recomienda el cepillado al menos semanal, utilizando cepillos y cremas dentales específicas para animales. Administración de ración seca, huesos (no de pollo), galletas y/o juguetes que ayuden en la remoción de la placa bacteriana, pero el apoyo con estos accesorios, no substituye el cepillado

 

La enfermedad no se restringe apenas a la boca y puede perjudicar los riñones, el hígado y el corazón.

 

Algunos síntomas comunes a diversas enfermedades de Odontología Veterinaria de los perros y gatos, son el mal aliento, salivación intensa, presencia de secreción o moco acentuado, sangrado de encías, dolor, molestias al masticar, dificultad en aprender, masticar o tragar alimentos y dientes blandos, o falta y caída de ellos.

 

Sangrado nasal, estornudos frecuentes, aumento de volumen de la cavidad oral provocando deformación de la boca o nariz, son señales de que algo no anda bien con el animal. Gatos que no se alimentan, o que no se lamen como siempre lo hacen, también pueden indicar dolor de dientes.

 

En todos los casos descritos, e inclusive si no presenta los síntomas pero visualmente aprecias que los dientes de tu mejor amigo están con un color poco normal, o con manchas, lleva a tu mascota para una evaluación veterinaria.

 

Atendemos también animales con traumatismos y fracturas de boca maxilar y dientes, que necesiten corrección quirúrgica.