Perros y Gatos sufren de varias enfermedades de Cardiología Veterinaria provocadas principalmente por la avanzada edad, parásitos, traumas (atropellamientos, peleas, etc), predisposición racial, entre otros y es la especialidad de cardiología veterinaria donde nos ocupamos de ellas.

 

Existen también enfermedades de cardiología veterinaria congénitas (que desarrollan desde cachorros), enfermedades valvulares de tricúspide, mitral y aorta, tumores cardíacos, alteraciones del pericardio, los que necesitan de un marca pasos y problemas pulmonares como asma, neumonía, neumotórax y edema pulmonar.

 

El diagnóstico precoz en Cardiología Veterinaria es esencial para una expectativa de vida mayor y con más calidad. A través de exámenes como los electrocardiogramas, ecodoppler cardiografía, medición de la presión sanguínea, holter y exámenes de Rayos X, diagnostica las principales enfermedades cardiorrespiratorias de los animales.

 

Los síntomas más comunes de enfermedades cardiorrespiratorias incluyen cansancio fácil, secreción nasal, falta de aire, lengua azulada, tos, soplo cardíaco, aumento de volumen abdominal, desmayo, intolerancia al ejercicio, entre otros.

 

Aquellos animales que pasarán por cirugía también deben pasar por evaluación cardiológica. En Veterinaria La Pastora derivamos la mayoría de nuestros pacientes para ser evaluados cardiológicamente en centros de análisis especializado con los cuales trabajamos para obtener diagnósticos que nos orienten en el mejor tratamiento a cada caso.