La Pastora posee un centro de Cirugía Veterinaria con los más avanzados equipos para garantizar la seguridad de tu mejor amigo durante el acto quirúrgico.

 

Para monitorearlo, contamos con aparatos de anestesia inhalatoria, monitor cardíaco, oxímetro, control de temperatura ambiente, aparato de control de presión arterial, bomba de infusión de fluidos, bisturí eléctrico, además de rígidas normas de esterilización, asepsia y antisepsia, entre otros cuidados para brindar el mejor y más seguro servicio en la recuperación de la salud de los pequeños.

 

El centro quirúrgico de Cirugía Veterinaria tiene además una completa estructura de exámenes de Diagnóstico Veterinario que nos ayudan antes, durante y después de cada cirugía, como los Rayos X, el ECG, Ultrasonido, Laboratorio Clínico, Histopatología y citología.

 

Una evaluación clínica criteriosa antes del procedimiento quirúrgico y la internación monitoreada luego de realizadas las cirugías también están disponibles. Todo se realiza bajo la supervisión de un cuerpo clínico y quirúrgico especializado.

 

CUIDADOS ESPECIALES

 

Para hacer posible el procedimiento quirúrgico, el uso de anestésicos se vuelve obligatorio y, en la mayoría de los casos la anestesia general se utiliza por el lógico motivo que los animalitos no van a entender que estamos trabajando para ayudarlos y pueden ponerse nerviosos durante los procedimientos y eso no sería bueno para ellos. Durante la anestesia general tus pequeños duermen profundamente, su musculatura en general se relaja y no hay dolor en absoluto, por lo que realizar los procedimientos en este sistema es lo más indoloro para ellos, así como lo que menos estrés les provoca. Evidentemente no podemos administrar anestesias generales con demasiada frecuencia, tanto como no es adecuado para humanos, no lo es para los animales y por ello debe ser siempre evaluado su uso por un médico veterinario especialista.

 

El uso de diversos medicamentos puede suceder durante las cirugías, dependiendo del objetivo médico. Algunos compuestos pueden ser utilizados para calmar al paciente y reducir la ansiedad antes de la cirugía, permitir un perfecto funcionamiento cardiorespiratorio, disminuir la salivación, e inclusive reducir el dolor.

 

PREPARACIÓN DEL PACIENTE

 

Para la realización de un acto quirúrgico, los animales deben ser evaluados SIEMPRE por un médico veterinario y de ser necesario serán indicados una batería de exámenes para clarificar el panorama de salud del animal. Lógicamente que debe ser en exclusiva un médico veterinario quien realice los procedimientos quirúrgicos y ser él, quien ofrezca las debidas orientaciones a los tutores sobre ayuno previo y medicaciones que el animal debiera tomar de cara a su cirugía.

 

EL PROCEDIMIENTO QUIRÚRGICO

 

Durante el procedimiento quirúrgico los animales son monitoreados por un médico veterinario especializado en anestesia que, con el uso de aparatos adecuados será capaz de evaluar frecuencia cardíaca y respiratoria, saturación de oxígeno sanguíneo, temperatura corporal y presión arterial entre otras variables, como forma de garantizar un procedimiento anestesiológico adecuado y proporcionar una recuperación rápida y segura de los pequeños.

 

POST OPERATORIO

 

Dependiendo del tipo de cirugía a la cual el animal es sometido, habrá una variación en el período de postoperatorio y permanencia en internación. El grado de somnolencia y, en algunos casos, de confusión mental, dependerá del tipo de anestesia utilizada, tiempo de la cirugía y edad del animal. La disminución dela actividad, así como del apetito puede ser normal luego de una cirugía y el veterinario te orientará sobre posibles alteraciones que debes prestar atención en el proceso de post operatorio de tu mascota, para dar el alerta apenas los veas ocurrir o como actuar ante situaciones que se presenten en los post operatorios.

 

El uso de medicación post operatoria es de prescripción exclusiva del médico veterinario y debe ser administrada tal como es indicado para garantizar los mejores resultados.

 

COMO SE REALIZAN LAS CIRUGÍAS EN LA PASTORA?

 

Las cirugías (salvo las de emergencia) son realizadas siempre con hora y día agendados y no sin antes hacer la evaluación necesaria y pre operatorio y los pacientes pueden, dependiendo de la complejidad de la cirugía, ser dados de alta en el día para cursar los cuidados en casa, o ante pedido de los tutores, el animal podrá permanecer en nuestra clínica hasta su alta.

 

Las visitas de tutores durante el postoperatorio son limitadas y siguen las reglas para todos los animales internados. Todos los cuidados se orientan al bienestar de todos los pacientes y su rápida recuperación.