La Clínica Veterinaria La Pastora cuenta con especialistas de Oncología Veterinaria capacitados para identificar, diagnosticar y ofrecer la mejor forma de tratamiento de animale que presentan tumores cancerígenos.

Los tumores pueden aparece en animales jóvenes, adultos y ancianos. Algunas razas de perros tienen mayor predisposición a presentar lesiones tumorales. En los gatos, algunas neoplasias más frecuentes están asociadas a la presencia de virus, como el SIDA Felino y la Leucemia Felina.

Para diagnosticar un tumor y diferenciarlo entre benigno y maligno, es necesaria una serie de exámenes. En La Pastora contamos con todos los recursos para realizar estos exámenes, ofrecer la mejor atención y un rápido diagnóstico.

Luego del diagnóstico de oncología veterinaria, se traza un plan de tratamiento, que puede ser quirúrgico, medicamentoso, o ambos. El tratamiento quirúrgico consiste en la excisión del tumor y en el envío del material para procesamiento y examen de anatomía patológica. Dependiendo del resultado, se inicia el tratamiento indicado, en caso de ser necesario.

Ciertos tipos de cáncer requieren solamente quimioterapia. Es importante resaltar que 75% de los animales que pasan por este tratamiento no presentan efectos colaterales, como sucede muy a menudo con seres humanos (caída de cabello, mareos y otros síntomas gastroentéricos).

Los síntomas de un animal con una patología de oncología veterinaria pueden ser los más variados, como el aumento de volumen anormal en la piel o subcutáneo con color normal, enrojecido, ennegrecido o ulcerado, vómito, inapetencia, falta de aire, adelgazamiento, aumento de volumen abdominal, aumento de volumen en testículos, carozos en las mamas, aumento del volumen en los huesos, cojera, dificultad de locomoción, desorientación, cambios en el comportamiento, dificultad de orinar, sangrado bucal, entre otros. En los gatos blancos los más evidentes son las úlceras en la piel y punta de las orejas y hocico.

Ante cualquiera de estos síntomas, o la duda de si se trata de uno de estos síntomas, una consulta veterinaria precoz, garantizará las mayores posibilidades de cura, o tratamiento de sobrevida exitoso de tu mejor amigo.