Debemos estar siempre atentos a la humedad de la nariz de nuestros perros. La nariz seca de los perros, en la mayoría de los casos se debe a condiciones que debemos atender con rapidez
La nariz de un perro es única, porque siempre está húmeda. Su nariz es la principal herramienta que poseen para entender el Mundo que los rodea. Por eso una nariz húmeda es señal de bienestar. Deberíamos empezar a preocuparnos cuando comenzamos a notar una nariz reseca de los perros que no presentan tal humedad o que peor aún, empiezan a aparecer escamas ante la falta de humedad que tienen.

Un órgano que siente al Mundo

Los perros son muy dependientes de su olfato para descubrir el Mundo a su alrededor. Además de ello, utilizan el olfato para moverse e interactuar con las cosas. En verdad, el olfato de los perros puede ser hasta 5 veces más eficaz al del ser humano. Por eso se vuelve esencial que este órgano tan importante para ellos, se mantenga saludable.

La nariz reseca de los perros puede significar una señal de alarma para el dueño, pero no te preocupes. No es motivo para entrar en pánico en la mayoría de los casos. Es muy común que el resecamiento de la nariz de los perros se deba a otros factores, como la deshidratación o el exceso de sol.

Los problemas que surgen con la nariz reseca de los perros son variados. El más directo es la pérdida del olfato hasta cierto punto, ya que ellos no pueden olfatear adecuadamente. Además de esto, pueden haber problemas de irritación y en elgunos casos, dolor moderado o grave.

Existen varias enfermedades que pueden manifestarse a través de la nariz reseca de los perros. Entre estas enfermedades esta el moquillo y la hiperqueratosis. La segunda condición es un poco más seria, porque la piel de la nariz se vuelve escamosa y puede sangrar en abundancia si no se trata adecuadamente.

Si hay sospecha de hiperqueratosis, lo mejor es consultar al veterinario inmediatamente para evitar que la situación empeore. Dicho esto, hablaremos un poco más sobre como tratar la nariz reseca de los perros.

CÓMO HIDRATAR NUEVAMENTE LA NARIZ RESECA DE LOS PERROS

Solucionar esta situación es más simple de lo que muchos creen, desde que no sea provocada por una enfermedad más seria. Cuando tengamos la seguridad dada por nuestros veterinarios que no es provocado por una condición alarmante, es hora de cuidar de la nariz de nuestros pequeños diariamente en casa.

Una de las principales acciones para prevenir la nariz reseca de los perros es mantenerlos hidratados. Para ello necesitamos ofrecerles agua fresca varias veces al día. Además de ello, se buena idea que el animal no pase demasiado tiempo expuesto al sol.

Si el problema no fuera resuelto, entonces tendremos que tomar medidas directas para tratar la situación. Para ello necesitaremos de un jabón especial para mascotas. Los jabones para humanos tienen substancias químicas muy fuertes que provocan más daños que beneficios en nuestros animales.

Limpie la nariz del animal con agua y jabón especial para mascotas. Eso matará las bacterias que puedan estar viviendo en el área y refrescarla. Intenta impedir que el animal inhale la espuma para que no se nos presente otro problema además de la nariz reseca de los perros.

CUANDO EL PERRO TOMA SU BAÑO

Aplíquele vaselina o producto similar recomendado por su veterinario al animal. Estos productos ayudarán a la nariz a retomar su estado natural, pero intenta no exagerar en la cantidad. Los perros se lamen la nariz todo el tiempo y se corre el riesgo de tragarse los productos que le pongas. Una vez que le pongas lo suficiente, deberás estar atento y ver como tu mascota evoluciona a lo largo del día y los días.

OTROS MÉTODOS

Semejante al anterior, pero en vez de utilizar jabón especial, es necesaria una loción concebida para el cuidado de la piel de los perros- Dejamos que tu veterinario te indique específicamente cual sería la más adecuada. Entre las diversas opciones que hay, existe por ejemplo el Dermosyn de Virbac, que es un producto para este fin y que no presenta complicaciones en la mayoría de los casos.

Es suficiente aplicar dos veces al día la loción en la región de la nariz, evitando aplicar grandes cantidades para que el animal no se lama y trague el producto en el día. De la misma forma, la evolución debe ser monitoreada en días siguientes.
En estos casos en que un producto debe ser aplicado, es mejor siempre consultar al veterinario.

Dependiendo de los antecedentes de nuestra mascota y la situación de su nariz, el veterinario sabrá mejor que nadie indicar específicamente cual producto será el mejor. Además será el veterinario quien determine si la nariz seca de los perros se trata apenas de deshidratación o de una condición más grave.

CUANDO LA NARIZ RESECA DE LOS PERROS ES UNA ALERTA DE ENFERMEDADES

La nariz seca de los perros adultos o cachorros, generalmente informa sobre el estado de salud del animal. Lo normal es que la nariz se encuentre húmeda, la mayoría de las veces. Sin embargo, alteraciones de pigmentación o episodios de resecamiento pueden ser frecuentes. Todo depende de algunos factores externos (clima en su mayor parte), o predisposiciones genéticas.

LAS CAUSAS DE LA NARIZ SECA

A pesar que muchos entren en estado de alerta ante cualquier alteración que aparece en la nariz de su mascota, no todos los casos evolucionan en una enfermedad grave que requiera llevarlo inmediatamente al veterinario.
Entre los factores que pueden llevar a episodios de resecamiento o alteraciones en la pigmentación, podemos mencionar los siguientes:

Clima: Las estaciones extremas (verano o invierno), muchas veces provocan grandes cambios, no solo en perros, sino en todos los seres vivos. Cuando los perros están en espacios abiertos con bajas temperaturas o expuestos a los rayos del sol, la baja hidratación puede suceder en el hocico e inclusive llevar a las alteraciones en la pigmentación.

Algunas razas como los Golden Retriever, los Labradores, los Samoyedos, o los Husky Siberianos, presentan cambios regulares en el color de la nariz de acuerdo con la época del año. Ya otras razas, como los Pitbull, el Pastor Australiano y el Collie, presentan despigmentación genética.

Quemaduras solares: El sol es perjudicial a los seres humanos y eso no es diferente con relación a los perros. Los tutores de perros deben ser especialmente cuidadosos para que sus animales de compañía no abusen de los baños de sol.

Poca ventilación: si el animal tiende a quedarse en un lugar con corrientes de aire reducidas, la sequedad de nariz también puede suceder.

MEDIDAS A TOMAR CON LA NARIZ RESECA DE LOS PERROS

Esa es una de las primeras preguntas que le realizan a los profesionales veterinarios, los tutores que llegan con sus mascotas con esta condición. Esto requiere algunas medidas específicas que prevendrán lesiones graves en la nariz, o evitará episodios puntuales se compliquen más aún, como es el caso de la hiperqueratosis nasal, que es un aumento en la espesura de la piel.

Ajustar la duración del baño de sol: Esta es una actividad que muchos perros adoran. Pero los dueños deben prestar atención en el tiempo que dura.

Uso de protectores solares: existen productos destinados a proteger la nariz de los perros de los daños solares. Muchos apelan a productos de uso humano y esto NO DEBE HACERSE. Siempre deben ser utilizados productos específicos para perros. El protector debe ser siempre libre de óxido de zinc.

Vaselina: Este producto es muy útil para aliviar las rajaduras que pueden ser provocadas po la falta de hidratación. Así como los protectores solares, esta debe ser aplicada en cantidades bien reducidas ya que el animal comenzará a lamer su nariz para remover el agente externo y la idea no es cambiar la molestia de una nariz reseca, por una indigestión.

Certifíquese que el perro tome agua: esta es la mejor forma de hidratar al animal. Si la agua estuviese bien fresca, mejor aún.
Lavar la nariz con jabón y agua fresca: es una práctica que puede dar mucho alivio para los animales. Importante: el producto a ser utilizado debe ser exclusivamente para animales, ser neutro o suave. Jabones de uso humano no deben ser utilizados bajo ninguna hipótesis.

ALERTA ROJA

Hay momentos en que la sintomatología de la nariz indicará que es necesaria la atención prioritaria, porque la vida del animal puede estar en riesgo.

Estos síntomas son:

Cuando la resequedad deja de ser casual o permanente. Los especialistas dicen que, si el perro está hace más de dos días con la nariz seca y con rajaduras, esto se trata de una emergencia veterinaria.

  • Sangrado: interno o externo, debido a las heridas provocadas por las rajaduras o por la aparición de heridas.
  • Secreción excesiva, especialmente si fuere amarilla y verde.
  • Protuberancias o hinchazón visible y palpable.
  • Picazón. En casos extremos, esto puede llevar a los perros a fregar su nariz contra el suelo o contra las paredes con intensidad que provoque más heridas.

Si la resequedad fuera acompañada por otros factores, tales como tos, estornudos, vómitos o diarrea, así como desanimo y poco apetito.

EN ESTOS CASOS ¿QUÉ HAY POR DETRÁS DE UNA NARIZ RESECA EN PERROS?

Desde quemaduras extremas, hasta un debilitamiento del sistema inmunológico, moquillo o enfermedades dermatológicas, tales como el cáncer de piel. Todos estos casos exigen un cuidado veterinario urgente.