Existen muchos mitos en relación a la alimentación de los perros y ofrecerles pan es uno de ellos. Se trata de un alimento que forma parte de NUESTRA pirámide alimenticia, pero ¿será bueno para los perros? Fíjate a continuación

El pan es uno de esos alimentos que para el ser humano son básicos, forma parte de nuestra cadena alimenticia porque nosotros, los seres humanos necesitamos energía de carbohidratos (como es el pan) para permitir que nuestro cuerpo funcione adecuadamente tanto por dentro como por fuera. El pan es uno de esos carbohidratos baratos que la gran mayoría puede acceder, pero sin duda no es el de mejor calidad nutritiva.

Existen un sinfín de otros productos que aportan carbohidratos a nuestra dieta y básicamente (y bastante preocupante es) que la alimentación humana se ha basado mucho en este tipo de nutrientes ingiriendo no solo carbohidratos de mala calidad, sino que los ingerimos en grandes cantidades, lo cual nos provoca varios problemas a largo plazo, uno de ellos “la madre de tantos problemas” LA OBESIDAD.

Pero será que el pan es bueno o malo para los perros?

Algunos alimentos no son buenos para la alimentación de nuestros perros porque son TÓXICOS a ellos y pueden provocar reacciones adversas como vómitos, mal estar, fatiga, debilidad, etc. ¿El pan sería uno de ellos?

Existe una controversia en relación a este asunto pero, en general, se debe decir que malo no es, siempre que no se exagere en la cantidad. Muchas personas cuando el pan que compran para si mismos se endurece, se lo ofrecen a los perros para que haga las veces de “hueso” y al morderlo eso los ayude a calmar esas ganas de morder que a veces tienen e inclusive hacer las veces de limpiador dental de sarro, tal cual los huesos.

Ésta es una buena práctica, sin embargo no se debe exagerar en la cantidad de pan que se le ofrece al perro porque a largo plazo podría ser fatal para el/ella. El exceso de pan se puede pegar en las paredes del estómago y acabar fermentándose en su interior, algo que a largo plazo puede provocar fuertes dolores y en casos más graves, hasta la muerte.

También otro “saber popular” es que si le damos pan al perro, el pelo se le empieza a caer y eso tampoco es cierto. El pelo se puede caer por un sinfín de otras causas y quizás acabe siendo provocado por los diversos malestares que la ingesta excesiva de pan puede provocar, pero no por el pan en si mismo.

Para que tu mejor [email protected] esté en perfectas condiciones de salud, lo aconsejable es que sea alimentado de preferencia siempre con comida especializada para perros, de buena calidad. Es la forma más adecuada de poder cuidar y aportar todos los nutrientes necesarios y evitar intoxicaciones, indigestiones o cualquier efecto adverso. Es bueno que consultes a tu veterinario sobre el alimento más adecuado para tu pequeñ@ de acuerdo a su tamaño, edad y necesidades.

Pero como en todo, siempre puede que el animal sea intolerante a alguno de los elementos del pan. Es decir, a la mayoría de los perros “no les hace nada” cuando se les ofrece en cantidades normales, pero hay algunos perros que no toleran ni la mínima cantidad de él y te darás cuenta de esto si tu mascota comienza a presentar alguno de éstos síntomas luego de darle pan:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Cansancio
  • Apatía
  • Mucosa Anal de color amarillento

Si detectas que el animal presente alguno de estos cuadros, lo mejor es llevarlo al veterinario para que le atienda y probablemente realice un lavaje estomacal si fuera necesario para liberar su cuerpo de lo que le está provocando todo este malestar. El veterinario te indicará la medicación que deberás ofrecerle, así como te recomendará una dienta adecuada para que tu mejor [email protected] se recupere lo más pronto posible.

Entonces ¿Puede o no puede comer pan mi perro?

Respondiendo la pregunta si los perros pueden comer pan, la respuesta es SI, PERO… CON MODERACIÓN Y CUIDADO. Puedes darle un pedazo de pan duro dos o tres veces por semana para que con él fortalezcan y limpien sus dientes, pero nunca debes exagerar, ni dar con demasiada frecuencia, porque mucha cantidad o muy frecuente puede fermentar en su estómago y provocar toda una situación desagradable.

¿Cómo darle pan a un perro de forma saludable?

Ahora que ya sabemos que el pan no es uno de los alimentos más perjudiciales para los perros, es hora de saber cual es la mejor forma de comerlo sin dañar el estómago ni demás órganos. La primer cosa que debemos recordar es que, como dijimos antes, el pan debe ser una especie de “golosina” o “premio” en la dieta del animal, es decir, algo dado con baja frecuencia, de forma esporádica, pero NUNCA DIARIAMENTE.

La masa de pan ofrecida al perro debe estar bien cocida, nunca cruda ni frita. Si le ofreces masa cruda, el pan se fermentará en el estómago del pequeño de forma muy rápida y podrá causar problemas graves. Tampoco se recomienda que sea masa frita al aceite o grasa, porque trae una gran cantidad de grasas saturadas y calorías para el animal que el no necesita y que pueden provocar efectos secundarios como el sobrepeso, dificultades respiratorias, fallas cardíacas, etc.

¿Qué tipo de pan es el mejor para darle a mi perro?

Entre todos los tipos de panes existentes, el más recomendable para darles es el pan artesanal, porque no conviene químicos ni aditivos que alteren el valor nutricional del alimento. Dándole un pan casero, conseguirás que tu mascota aproveche los beneficios de su ingestión, como por ejemplo, una mayor salivación y por tanto, una mayor limpieza de los dientes, encías más fuertes, dentadura reforzada, etc.

¿Y qué alimentos NO debo ofrecerle a mi mascota?

El pan es un alimento que puede formar parte en la dieta de nuestros perros, pero teniendo siempre en consideración lo que acabamos de recomendarte: MODERACIÓN, BAJA FRECUENCIA Y ADECUADA COCCIÓN.

Sin embargo, existen otros alimentos que NUNCA debemos dar a un perro porque son tóxicos y podrían perjudicar gravemente su salud. Ampliaremos en otro artículo con detalles cada alimento, pero la lista de los más peligrosos es:

  • Cebolla y Ajo
  • Chocolates y Dulces
  • Lácteos
  • Tomates y Papas

Si ves que tu mejor [email protected] cambio su comportamiento en alguna forma, no dejes de llevarlo al veterinario para una revisión completa.

Te animamos siempre a que adoptes un animal para que puedas experimentar esa bella experiencia y que regularmente lo lleves a consulta veterinaria para su vacunación correspondiente y chequeos de salud. En Clínica Veterinaria La Pastora estamos preparados y siempre dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para que tu animal de compañía tenga la mejor calidad de vida posible.