Diferente de los perros, los gatos no acostumbran comer “cualquier cosa”, más de lo que están acostumbrados a comer y alguna vez nos puede pasar que el balanceado se nos termina, la tienda está cerrada… ¿¡y ahora!? Que alimento le doy!? Quédate con nosotros para saber los planes de emergencia en estos casos

Si bien excusas son pocas, porque tenemos que tener previsión de comprar alimento suficiente y tener en cuenta cuando se nos está terminando para hacer una nueva compra, a veces puede pasarnos que, en el ir y venir del día a día, se nos termine olvidando que la bolsa de alimento de nuestro pequeño minino, ya no tiene nada dentro… y llega la hora de la comida, la tienda está cerrada… ¿¡que hago!?

Sabes que tu gato está con hambre y sabes que te lo hará saber hasta que lo satisfagas… probablemente eso signifique toda la noche… pero no desesperes, que para todo hay una solución de emergencia, que te repetimos es DE EMERGENCIA porque lo ideal es que los animales sean alimentados con buenos balanceados para preservar su salud y bienestar.

De paso, ya que estamos hablando de balanceados, en la Tienda de Veterinaria La Pastora hemos seleccionado los mejores, por lo que antes de seguir leyendo, revisa cuánto te va quedando y fíjate si necesitas comprar un repuesto a tiempo, antes de necesitar saber que poder darle porque te quedaste sin nada en la bolsa y te ves con un minino maullando molesto porque quiere comer y tu no tienes que darle.

MI GATO ESTÁ HAMBRIENTO Y ME QUEDÉ SIN COMIDA!

No sabemos muy bien como ellos lo logran, pero parece que ellos tienen una especie de reloj interno que les indica la hora de comer SIN FALLA. Y ellos nos lo comunican de una forma bien directa, para que no existan malos entendidos… y todos los que tenemos gatos sabemos la intensidad de esos “reclamos”…

Los maullidos al lado de un plato vacío, el roce constante en nuestras piernas, la mirada con los párpados caídos (parecida a la cara de perrito de ojitos tristes), ponerse delante de nosotros y mirarnos como diciendo “no sabes que es la hora de darme de comer ya?”… nos hacen levantarnos de donde sea e ir a llenar el cuenco para que se tranquilicen.

Pero… a veces sucede que no hemos tenido tiempo de comprar el balanceado, o simplemente olvidamos revisar la cantidad que quedaba en la bolsa, o el balanceado acabó y el “último que le dio de comer” se olvidó de avisar que ya no había… y en ese momento es que vemos esos ojitos y maullidos exigiendo algo que no tenemos… y es muy tarde para ir a la tienda… y los maullidos que no cesan ¿¡que hacer!?

Lógico que se debe tener una programación aproximada de cuando se estará por acabar el alimento y comprar antes que se acabe, para evitar cualquier cosa que pudiera suceder, pero si no hay otra chance y nos hemos quedado sin balanceado y tenemos un minino haciendo su protesta por toda la casa, aquí van algunos alimentos que podemos ofrecerles para mitigar su hambre, y darnos tiempo que el día siguiente llegue para ir a comprar al fin su alimento.

¿Qué es lo que debes saber sobre la alimentación de los Gatos?

Es fundamental conocer los aspectos más importantes relacionados a la nutrición de tu gato. Estas son las características que todo tutor debería saber:

1 – LOS GATOS COMEN CARNE

Esto sucede porque ellos son carnívoros. Ellos pueden consumir carne de pollo, bovina, suina y de pescado. Recuerda siempre que debes darsela cruda y libre de condimentos y libre de sal.

2 – LOS GATOS CONSUMEN BALANCEADO SECO Y HÚMEDO

Algunos tutores prefieren darle a sus gatos bolsitas de ración húmeda, ya otros les dejan ración seca en el plato y los mininos comen y se alimentan igualmente bien. Ambas opciones cumplen con las exigencias nutricionales que el animal necesita en cualquier fase de su vida.

Lo recomendable sería combinar ambos tipos de alimentos, sobre todo para no acostumbrarlos a un solo tipo, para que no vaya a rechazar el otro cuando por un eventual no logramos conseguirlo o comprarlo a tiempo.

3 – LOS GATOS COMEN CUANDO QUIEREN

No podemos obligarlos a comer cuando consideramos que es “la hora”. Los gatos son tan independientes que hasta eligen su propio horario para alimentarse y no te quedará de otra… de alguna forma tendrás que adecuarte tú a él y no al revés!

La buena noticia es que ellos administran cuando necesitan comer y solo comen lo que necesitan (energéticamente hablando). Si sales de casa de mañana y vuelves de tarde, no te olvides de llenar su plato antes de salir, el lo administrará a lo largo del día, no comerá hasta indigestarse… el sabe lo que necesita y es lo que comerá.

4 – LOS GATOS TAMBIÉN BEBEN AGUA

Así como cualquier mamífero, mejor dicho, casi cualquier ser vivo, el gato precisa hidratarse a través de su comida y bebida. Si tu le das solamente ración seca, entonces deberás atender su necesidad de agua ampliada, llenando otro recipiente con bastante agua limpia y fresca. Si el come ración húmeda, quizás no sienta tanta sed, pero igualmente debes dejarle el pote de agua lleno SIEMPRE.

5 – LOS GATOS COMEN CONFORME A SU EDAD Y FASES DE VIDA

Las necesidades nutricionales de los felinos varían de acuerdo con la edad. A partir de las 5 hasta las 40 semanas, ellos precisan comer entre 30 a 80 gramos de comida por día, desde su 1º año hasta los 6 años de vida, la ingestión varía entre los 40 y los 130 gramos y cuando tenga más de 7, la cantidad ronda entre los 30 a 135 gramos por día.

¿Y QUE PUEDO DARLE A MI GATO CUANDO EL BALANCEADO SE ME TERMINA?

Puedes elegir entre estas diferentes opciones:

  1. Carne de pollo, bovina, o de pavo
  2. Pescados, sobretodo atún (que los gatos lo adoran) o cualquier otro pescado CRUDO
  3. Verduras: Zanahoria, Acelga, remolacha, tomate o zapallo
  4. Frutas: Manzana, Pera o Durazno

Desde que estos alimentos sean ofrecidos con frecuencia y sean dados en poca cantidad, no les hace mal. La alimentación que ofrecemos a través de los alimentos balanceados que vendemos en la Tienda de Clínica Veterinaria La Pastora, cumple la función nutricional completa, ofreciendo vitaminas, minerales y carbohidratos fundamentales para el crecimiento y bienestar. Pero si ocasionalmente te quedaras sin balanceado, no sucederá nada malo si apelas a una alimentación alternativa de emergencia como la que te hemos recomendado.

Si ves que tu mejor [email protected] cambio su comportamiento en alguna forma, no dejes de llevarlo al veterinario para una revisión completa.

Te animamos siempre a que adoptes un animal para que puedas experimentar esa bella experiencia y que regularmente lo lleves a consulta veterinaria para su vacunación correspondiente y chequeos de salud. En Clínica Veterinaria La Pastora estamos preparados y siempre dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para que tu animal de compañía tenga la mejor calidad de vida posible.