Si amas los animales, sabes que cada raza tiene un temperamento propio. Existen ejemplos de tranquilos, juguetos, guardianes, malhumorados e inclusive… actores dramáticos! … Sí! Dramáticos! O sea, muchos animales son, “algo” exagerados en su comportamiento y en este artículo vamos a mostrarte aquellos dignos de un premio Oscar de la Academia de Artes y Ciencias!

Nuestros perros tienen personalidades particulares y entre sus bellezas, están justamente ese temperamento característico, que solo es de nuestro pequeño y nos hace el día muchas veces! Aquí entonces te listamos las 5 razas de perros más “dramáticas” que bien podrían ganarse la vida actuando en películas para Hollywood!

CHIHUAHUAS

Divertidos, leales y muy juguetones, los perros de la raza Chihuahua tienen una gran personalidad. En muchos casos estas “personitas” a razón de su temperamento, tienden a ser un poco exagerados en diversas situaciones y presentan comportamientos muy peculiares.

Según varios estudios, el mal carácter que determinados animales pertenecientes a la raza Chihuahua pueden demostrar, tiene origen en su condición genética.

Por lo tanto, además de existir una socialización precoz de los cachorros, el hecho es que su temperamento tiene pocas posibilidades de cambiar a lo largo de la vida, pero a pesar de lo dramático que puedan ser, no desistas! porque son animalitos realmente hermosos!

Si tienes en casa un Chihuahua, lo mejor es que logres entrenarlo con algunos comandos, de forma que todo resulte más armonioso y que el comportamiento del pequeño no sea tan “neurótico”

Por otra parte, muchos perros pueden caer en ésta actitud de “neurosis” debido a un mal entrenamiento por parte de los tutores. Algunos de nosotros tal vez toleremos muchas cosas que no deberíamos en nuestros pequeños y que con el tiempo pueden volverse en hábitos bastante molestos.

En este sentido es muy importante que determines ciertos límites para no tener que pasar por situaciones en las cuales te depararás con un William Shakespeare perruno en tu sala

DACHSHUNDS

Maravillosos y muy compañeros, los dachshunds tienen una gran personalidad, mucho más grande que su pequeñito cuerpo. Por haber sido criados de forma independiente y entrenados para atrapar presas, estos animalitos, popularmente conocidos como “salchichas”, acostumbran ser animales bastante caprichosos.

Como resultado de esa naturaleza caprichosa, es muy común que ladren excesivamente y que sean bastante nerviosos… por no decir histéricos 🙂

Si tienes en casa uno de éstos pequeñitos, lo más conveniente es que lo entrenes desde sus primeros años de vida, para evitar el mal comportamiento. El entrenamiento eficaz es una necesidad para todos los animales, y especialmente en animalitos con una personalidad tan avasalladora como los dachshunds.

Si tienes hijos humanos en casa, ten precaución. Los dachshunds, por poseer fuertes instintos de caza, pueden mirar a los niños, especialmente los bebés como “presas”, en especial cuando los niños agitan los brazos o realizan ruidos fuertes. Esto no quiere decir que los van a atacar para herirlos, sino que pueden hacer la simulación de caza y en la simulación pueden asustar a tu hijo, lo que le dejará una mala experiencia con relación a los animales, algo que debemos evitar a toda costa para que la convivencia sea armoniosa.

Por otra parte, el gran CORAJE de ésta raza, no solo defiende su casa a toda costa, sino que no mide contra que perro se fuera a enfrentar, sino que suele ladrarle a todo lo que tenga 4 patas, cola y ladre… no sería raro ver una de éstas “ratitas” ladrándole a perros de más de 50 kilogramos que los miran incrédulos, quizás pensando “En que está pensando éste perro para ladrarme a mi?”

A los dachshunds también les encanta cavar y hacer túneles extensos… así que si tienes un jardín, HAZTE A LA IDEA… y cavarán con frenesí y sin parar hasta que logren lo que quieren… por eso cuando se trata de impedir que hagan lo que quieren, se vuelven unos actores melodramáticos dignos de un globo de oro…

BEAGLES

El temperamento de un Beagle es muy singular. Leales y compañeros, ellos son excelentes perros de compañía, a pesar que en algunas oportunidades puedan mostrar su carácter caprichoso y posesivo, especialmente cuando son cachorros, pero es algo totalmente natural!

Los Beagles necesitan gastar mucho tiempo para quemar energías y, sino lo hacen rigurosamente, tal vez afecte el comportamiento del animal, transformándose en un perro muy hiperactivo y dependiente.

También a los Beagles les encanta realmente “perturbar” conejos, hamsters, o cualquier otra criatura pequeña que puedas tener como animal de compañía en casa… por eso CUIDADO!

Con un olfato extraordinario, los Beagles pasan el día olfateando y no se da por vencido hasta lograr apoderarse de lo que sea que esté olfateando. Si los demás animales que tienes en casa son puestos lejos de su alcance y el no sea entrenado que “eso no se toca”, lo frustrará y ladrará o aullará sin descanso, como en medio de la escena más dramática del cine contemporáneo.

Por ello, para no agregarle pretextos al guión de su “película”, si decides tener un Beagle, es bueno que no tengas en casa otros animales pequeños como cobayas, hurones, pájaros, etc.

PUGS

Los Pugs AMAN la diversión, trasbordan de alegría y pueden ser bastante despreocupados. Ellos son todo eso y más. Sin embargo, a veces, su temperamento puede ocasionar algunos dolores de cabeza.

A pesar que generalmente, los Pugs no sean para nada agresivos, pueden ser bastante posesivos con los miembros de la familia y allí es que se transforman en uno de los perros más dramáticos de ésta lista, pudiendo llegar a hacer un verdadero circo romano en casa, cuando alguien extraño o que él no conoce llega de visita.

Debido a su pequeño tamaño, los Pugs requieren una cuota diaria de actividad física para mantenerse saludables y en forma. En este sentido, un paseo diario por el barrio o jugar en el jardín, puede completar esa dosis diaria de actividad física que necesitan.

BASSET HOUND

Payasos, agradables y alegres, los perros de la raza Basset Hound generalmente se dan muy bien con todo el mundo y son tolerantes prácticamente con todo el reino animal, sin embargo a veces vivir con ellos puede resultar en algunos problemillas.

Los perros de raza Basset están siempre listos para obedecer, pero su naturaleza e instinto de caza pueden provocar algunos dolores de cabeza, por ejemplo, cuando están al aire libre muchas veces se quedan ladrándole al Universo completo largo rato.

Ellos tienden a ser un poco caprichosos y en algunas ocasiones, entran en modo “revolución” y no obedecen los comandos, especialmente esto sucede cuando están muy estresados por haber pasado mucho tiempo encerrados en casa, o cuando hay otros animales cercanos que distraen su atención de tí.

Independiente de todo lo anterior, te animamos siempre a que adoptes un animal independiente de su raza, para que puedas experimentar esa bella experiencia y que regularmente lo lleves a consulta veterinaria para su vacunación correspondiente y chequeos de salud. En Clínica Veterinaria La Pastora estamos preparados y siempre dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para que tu animal de compañía tenga la mejor calidad de vida posible y en los refugios locales hay un sinnúmero de pequeñas vidas esperando la oportunidad de un hogar, que quizás su sangre de raza no sea pura, pero su corazón si lo es… y al final del día… ¡eso es lo que más cuenta!.