Los perros mini, sin duda son adorables, hasta parecen de juguete y nos matan de amor, pero es importante que antes de elegir adquirir uno, sepas todas las cosas que ese animalito podría pasar en su vida justamente a causa de su pequeñisimo porte

Existe un tópico en el día a día de un cinófico, en especial aquellos reproductores de razas pequeñas que siempre está en debate: ¿Existen las razas Micro o no?

Entonces aprovecharemos este espacio para intentar allanar esta duda sobre “perros mini” con algunas explicaciones, así tanto el criador como el comprador podrán concientizarse sobre el asunto.

En primer lugar, es importante entender que hay tamaños estándar de cada raza aceptados por la FCI (Federación Cinológica Internacional). También vale la pena mencionar que hay perros con un porte muscular más prominente y eso los lleva a tener un peso mayor, ya que su musculatura es integrada por agua y por ello pesan más.

Pero desde hace unos años, en el mercado cinófilo son muchas las consultas y búsquedas por animales de porte más pequeño (perros mini) que los estándar de cada raza, inclusive aunque sus razas originales ya fueran pequeñas, como es el caso de por ejemplo los Yorkshire, hay una tendencia, que vemos como mínimo peligrosa hasta para los propios animales y su calidad y expectativa de vida, a que los compradores busquen animales cada vez más pequeños, lo que sería conocido en la jerga como perros mini, perros taza de te, tea cup dogs o perros toy.

Hasta la búsqueda por perros mini, (animales más pequeños normal) no habría problema alguno, porque siempre en una camada estan los más pequeños y los mayores, pero el gran agravante es que con el correr del tiempo y cediendo a la presión de la demanda excesiva por animales extremadamente pequeños, es que han surgido masas paralelas de sendas razas micro y es allí donde encontramos a los perros micro, pero no exclusivamente los Yorkshire, ya que hay un sinfin de tipos de micro perros pululando por el mercado y lo que descubrimos sobre ellas realmente es algo que todo amante de los animales, que respete su bienestar debería saber.

Investigando el tema es que descubrimos algo muy triste. Los criadores (aquellos que solo buscan el ansia de lucro olvidandose del bienestar animal), en la búsqueda de cada vez hacer animales más pequeños para que así los compradores paguen más por los “productos”, además de cruzarlos cosanguineamente sin cuidado (recordando que hay cruzas cosanguineas que se llaman Inbreeding que se realizan para una confirmación genética de perfección, pero eso será motivo de otro artículo), y entonces están cruzando hembras y forzando a partos prematuros por cesarea, así los cachorros nacen sin haberse desarrollado del todo, con un tamaño reducido que aún luego de haber nacido no recuperarán el tamaño normal de un perro nacido a término.

Otra cosa terrible que sucede con los perros mini, es que estos criadores de pésimo comportamiento, colocan a los cachorros mayores para que se amamanten primero y dejan a los más pequeñitos (los que en el mercado costarán mucho más dinero) atrás, para que mamen su leche al último y así evitar que se desarrollen rápidamente. Colocar estos pequeños más débiles para beber su leche al último es inmoral, porque justamente por lo pequeños, su sistema está mas deprimido, tienen menos fuerza de mamar y la leche que sale al principio de la mama de su madre, no será de la misma calidad que cuando ya todos han bebido y apenas queda un poco.

Así es que estos perros mini, además de todos los males, ven su inmunidad corporal comprometida, por no acceder a los antícuerpos naturales que necesita, en la calidad y cantidad que lo necesita.

Para cerrar con “llave de oro” esta espantosa realidad de los perros mini, los criadores (que principalmente son criadores clandestinos que venden los cachorros hasta por mercados de ventas online muy conocidos), les administran antibióticos inyectables, y de esa forma los hongos y bacterias (sintetizados de laboratorio) se alojan en los órganos de estos bebés y no solo frenan, sino que bloquean el desarrollo de esos órganos para hacerlos mantenerse minúsculos.

El resultado de todo esto: Animales que son y se mantienen extremadamente pequeños y cuyas características de salud y expectativa de vida son lamentables. Muchos de ellos presentan hidrocefalia, huesos quebradizos, deficiencia de anticuerpos, problemas de corazón, pulmón, riñones, estómago, piel, visión… la lista es enorme.

Un perro mini de estas características tiene una perspectiva promedio de vida de 4 años… 4 años contra los 14 – 16 que acostumbra vivir un animal nacido y criado normalmente… Da para notar que el problema es muy grave cuando le arranca a un ser vivo 10 años de expectativa de vida ¿no es verdad?

Cuanto mayor es la búsqueda de las personas por estos perros mini, mayores son las chances de que este tipo de reproducción aumente y sin duda, son terriblemente altas las chances de que se sumen criadores clandestinos por doquier de este tipo de animales, viendo la posibilidad de hacer dinero rápidamente con esto.

Sin embargo vale aclarar que no todos los criadores que venden perros mini, sean criadores que cometen estas barbaridades arriba descritas. Un buen criador jamás haría parir a sus vientres antes de tiempo, tampoco forzaría a reducir la alimentación de cachorros recién nacidos, ni los inyectaría con antibióticos para alterar su ciclo de crecimiento. Un buen criador es ademas, una persona que ama los animales, y jamás se podría amar un animal condenándolo de esta forma, solo por estética.

Pero a veces puede suceder que inclusive los criadores buenos, utilizan la palabra “perro mini” cuando ofrecen sus animales más pequeños, cometiendo el enorme error de referirse a un perro que nació normalmente pero que apenas es pequeño de tamaño, con un animalito casi que desarrollado artificialmente, con todos los contra que ese desarrollo artificial les acarrea luego.

Entonces por no saber, o quien sabe por querer aprovechar la palabra “perro mini” que está de moda, anuncian a los animales más pequeños de una camada que han tenido, como que fueran”mini” “toy” “micro” “tea cup” y aquí es importante y muy necesario hacer la división de aguas, porque para nada es lo mismo un “perro mini” que un perro pequeño.

Para finalizar este tema 2 cosas son muy importantes como resumen

Primero y principal. Todos aquellos criadores, veterinarios y afines al tratamiento y cuidado animal, debemos tener un compromiso no solo con la estética, tendencias y gustos de las personas, sino con la vida y bienestar de los animales, aconsejando nuestros amigos y clientes a tomar la mejor decisión, no solo siguiendo gustos, sino orientado al respecto que los animales merecen.

Y en segundo lugar, aquellos buenos criadores que no fuerzan artificialmente el tamaño de los animales, deben evitar ofrecer sus camadas a la venta utilizando estos términos “micro perro” ” perro mini” “perro toy” “teacup dog” “perro taza de te” para referirse a los cachorros que les han nacido más pequeños, porque estarían definiendo con una nomenclatura equivocada, perros nacidos de forma correcta y normalizando la barbarie arriba descrita, con términos que suenan muy dulces, pero que detrás esconden toda esta realidad que te hemos descrito.

Así entonces los compradores tendrán de todos los profesionales realmente comprometidos con el bienestar animal, una mejor orientación de nuestra parte para evitar comprar animales con su salud y perspectiva de vida afectadas para siempre y poco a poco asociarán estos términos arriba descritos como algo malo, como lo que en verdad son a la luz de cómo se crean los animales que llevan sus nombres asociados a ellos.

Siempre estamos a disposición para asesorarte en materia de adopción de animales y siempre te recomendaremos que le des oportunidad a un animal ya nacido de refugios animales, pero si aún deseas adquirir un cachorro de raza específica, no dejes de consultarnos para poder orientarte y evitar que sin saberlo, estuvieras colaborando con el sufrimiento de un ser vivo que merece todo nuestro respeto y consideración.