En las festividades de diciembre o en cualquier otro momento del año, la gente suele dar a sus mascotas comidas peligrosas sin saber cómo son perjudiciales para su salud.

En las cenas navideñas, esto aumenta aún más. En este artículo, vamos a citar qué alimentos peligrosos usted no debe dar para su perro.

CENAS NAVIDEÑAS, DE FIN DE AÑO Y LOS ALIMENTOS PELIGROSOS PARA PERROS

Nosotros, los seres humanos, no cuidamos bien de nosotros mismos durante las fiestas. Además de ser un problema personal, también repercute en nuestros animales domésticos. ¿Por qué? Porque damos alimentos para ellos a los que no están acostumbrados y que definitivamente hacen mal para su salud.

No debemos dejarnos llevar por la tentación de dar “solo un poquito” de alimentos peligrosos para perros como el chocolate, uvas, frutos del mar o pastel, como si fueran un invitado más en la mesa. Es verdad que algunos dueños optan por preparar menús especiales o de “celebración” para sus peludos, pero eso no es necesario.

El animal no debe cambiar sus hábitos alimenticios en esa época. Sobre todo porque el ruido de los fuegos artificiales los deja muy nerviosos y asustados lo cual también afecta su apetito.

¿Cuáles son los alimentos peligrosos para perros que son comunes en Navidad y Año Nuevo?

Sea en la cena navideña, en año nuevo o en cualquier otra celebración anual (cumpleaños, por ejemplo), no debemos dar los siguientes alimentos para nuestras mascotas:

1. Uvas

La tradición de comer 12 uvas en el Año Nuevo puede hacer bien para las personas, pero es peligroso para los peludos. Esta fruta es tóxica porque afecta el funcionamiento de sus riñones.

2. Chocolate

Aunque es verdad que comemos chocolate todo el año, abusamos de ese dulce durante las cenas navideñas y en los meses de invierno.

Está presente en varios elementos de la mesa de dulces. Y aunque sea muy sabroso, el chocolate tiene una sustancia llamada teobromina, que es uno de los alimentos peligrosos para perros.

Cuidado con los “asaltos” a la cocina o la mesa, porque apenas 100 gramos de chocolate amargo puede ser mortal para un animal con 15 kg de peso.

3. Mariscos

La cáscara o caparazón de los frutos del mar contiene una sustancia conocida como quitina, que no es bien digerida por los perros. Si come mariscos, puede sufrir de diarrea, vómitos o estreñimiento. Si usted tiene un Dálmata, tenga aún más cuidado con este tipo de comida, porque eleva los niveles de ácido úrico y puede causar gota, una enfermedad típica de esa raza.

4. Frutas secas

Es otra entre las comidas más famosas que consumimos en el momento de celebrar la Navidad o el final del año. Atención a los dueños de perros, porque las frutas secas son uno de los alimentos peligrosos para perros y son muy difíciles de digerir por los mismos.

Es muy común también que estén trituradas o mezcladas con otros ingredientes, en un pastel o galleta, por ejemplo y aúnque estén en esta forma ya trituradas, tampoco es conveniente ofrecérselas a nuestros animales.

5. Cordero

Tanto la grasa de la carne como los huesos de ese animal son peligrosos para los perros. La primera, porque produce vómitos y diarreas (entre otros problemas estomacales y digestivos) y los segundos por ser muy pequeños, pueden quedar atrapados en la garganta del animal y causar asfixia, por lo cual es evidente que son alimentos peligrosos para perros.

6. Pavo o Pollo

Sucede algo similar que con el cordero. Los perros no digieren bien la piel y la grasa del pavo, y además los huesos son muy pequeños, y “aireados” es decir que se rompen fácilmente y forman puntas que pueden ser ser fatales para los perros.

Por eso NADA DE HUESOS DE AVES a los animales, ni en navidad o año nuevo, ni en ninguna otra época del año.

7. Salsas

Indispensables en las cenas navideñas y en cualquier buena comida en casa, es uno de los alimentos peligrosos para los perros que debemos prestar mucha atención para no ofrecerles.

Las salsas pueden ser tóxicas para los animales domésticos porque contienen cebolla, ajo, pimiento y aceite frito. Pueden causar desde problemas intestinales hasta cardíacos. Aunque parezca que nuestro pequeño se vuelve loco por el olor de la salsa o que pienses que le encanta, créenos que le encanta mucho más estar saludable y no verse enfermo a causa de alimentos peligrosos para perros.

8. Carnes rellenas

Este tipo de plato muy consumido en las fiestas también contiene condimentos, salsas o frituras que pueden ser perjudiciales para la salud de su perro. Las migas de pan presentes en algunas carnes rellenas provocan dilatación gástrica en perros.

Otros alimentos que es mejor no dar a su perro en la cena navideña o en cualquier otro momento del año son: embutidos, carnes frías, paté, cebolla, huesos, nueces, ajo y sal.