Sabes aquel perro perfecto pero que apenas tiene 1 problemita… que hace sus necesidades por todas partes… ¡Calma! Es algo que tiene solución. Aquí te aconsejamos en cómo poder lograr que el pequeñito vaya y ponga sus “regalitos” en donde debe rápidamente.

Así es, la mayoría de las veces el “problemita” es orinar o defecar en cualquier lugar, lo que deja a los tutores sin saber que hacer, esperando que “pase con el tiempo”, o conformándose de que tendrán que limpiar por toda la casa el resto de la vida del pequeño.

Pero no desesperes que en este artículo te mostramos por qué no debes conformarte con andar buscando “regalitos” para limpiar por toda la casa y como puedes educar a tu pequeño para que la convivencia sea la mejor.

Si tu perro ya está educado a hacer sus necesidades en un lugar específico  y el relatado en éste artículo no es tu problema, no dejes de compartirlo con esa amiga o amigo que sabes que está con el trapeador detrás de sus amigos peludos todo el tiempo! Con seguridad te lo van a agradecer!

La parte más “tediosa” de todo este asunto de enseñar al animal a hacer sus necesidades donde debe es que:

  • Exige disciplina
  • Dedicación
  • Paciencia
  • Persistencia
  • Mucha Supervisión

La parte buena de enseñarles a hacer donde deben es:

  • Sirve para perros de todas las edades
  • El perro se siente feliz cuando lo logra y es recompensado y tu también te sentirás igual de feliz
  • Una vez que aprenden la lección, ésta se queda allí el resto de su vida
  • En 6 u 8 semanas ya se tiene una mejora significativa
  • Tu casa se sentirá mucho más agradable, sin ese olor que aunque limpiemos siempre queda cuando ellos orinan por todas partes.

VAMOS A LOS CONSEJOS ENTONCES!

1 – Los perros con menos de 6 meses aún no poseen total control de sus necesidades. No los rezongues demasiado, ni te amargues la vida cuando “accidentes” aparezcan en el suelo. Esto es normal. Lo más importante es reforzar los aciertos con premios o golosinas para animales. Así el sabrá que lo ha hecho bien y buscará repetir la acción para recibir más golosinas.

2 – Perros con más de 7 meses que aún no han aprendido a utilizar un único lugar como su baño, pueden estar teniendo dificultades extra. Si fuera macho y ya estuviera levantando su patita… prepárate… porque el trabajo será redoblado! Y créenos, la castración/esterilización de machos es una excelente solución para este “problema persistente”

3 – Delimita un único lugar para que los pequeños hagan “sus asuntos”. Si la casa fuera muy grande y el perro muy pequeño, puedes marcar 2 o 3 lugares, pero no más que eso. Conforme el/la pequeñito/a fuese aprendiendo, podrás ir eliminando los lugares extra para “hacer” y dejar un único lugar donde el o ella podrán llegar “aguantando” sin problemas. Vale recordar que el lugar donde indiques para ser su baño, debe estar lo más alejado posible de donde duerme, juega, come o bebe.

4 – vigila el horario en que el pequeño acostumbra hacer sus necesidades. Anticípate y llévalo hasta el lugar marcado y quédate con el por algunos minutos. Si el orina y defeca, encárgate de hacer mucho alborozo festejándolo y sino puedes hacer mucho ruido, abre los ojos mucho y hablale felicitándolo. El contacto visual es muy importante.

5 – No mantengas amarrado al animalito hasta que termine de hacer en el lugar elegido como baño, porque él tendrá miedo de ir hasta allí y quedarse amarrado por horas. Si puedes quédate con el unos 15 minutos en el lugar, sin jugar con él, ni distraerlo hasta que el acabe con “lo suyo”.

6 – Controla la ingesta de comida. No dejes el plato a disposición todo el día, porque comerá cuando le venga en gana, y así también hará sus necesidades cuando tenga ganas, es decir… un total descontrol.

7 – Si tu pasas todo el día fuera y tu perro la mayor parte del día solo/a, limita el área a la que tiene acceso en la casa, pero no lo dejes encerrado en el área de servicio, o el garaje, etc. El/ella necesitan de un espacio mayor para sentirse confortables y hacer sus necesidades en un ambiente e ir a descansar o jugar en otro.

8 – Dos paseos por día ayudan a aliviar la necesidad de marcar territorio (necesidad que si tu esterilizas el animal ya no la sienten), pero si tu animal no está esterilizado, mejor que marquen su territorio fuera de las paredes de casa ¿no es cierto?

9 – Utiliza productos adecuados para mantener la casa libre de olores. Siempre que un perro sienta olores a orines o heces, el tendrá ganas de “ir” en ese mismo lugar donde sintió ese olor. Limpia los lugares de la casa con un producto especializado, utiliza papel absorbente en el lugar que orinan y recuerda dejar un pequeño pedazo de papel con rastros de orina en el lugar “marcado” como baño, así ellos sentirán ese olor allí y allí mismo harán lo suyo.

10 – Recompensalo siempre y mucho si el pequeñito hace lo correcto en el lugar indicado. Nuestro gran error como tutores es enfocarnos en el castigo cuando el pequeño hace alguna cosa equivocada, pero no lo recompensamos en igual intensidad cuando hace lo correcto.

El amor y la atención enseñan mucho más que los castigos. Dale golosinas, hace una “fiesta” cuando hace lo correcto, cargalo o dale abrazos y besos (si es tu costumbre besarlo), o utiliza esa forma de darle cariño que sabes que a tu pequeño o pequeña le encanta.

11 – Mantener los lugares donde los pequeños hacen sus necesidades equivocadamente, bien limpios y aromatizados, es importantísimo para no incentivarlo a regresar a aquel lugar a hacer lo mismo. Los mejores productos de limpieza para hacer esta tarea, son aquellos con base en enzimas o microorganismos. Los desinfectantes solo disfrazan el olor a orín, pero no lo remueven de verdad.

Pero a pesar de todo, sin inclusive limpiando bien, tu compañ[email protected] vuelve y vuelve al mismo lugar, prueba colocando algún mueble para que el tenga acceso a ese punto específico del suelo o de la casa. ¡Calma! Esta solución temporaria, es TEMPORARIA. No necesitarás cambiar los muebles de lugar y mantenerlos ahí desarreglando la casa por completo o por mucho tiempo.

Y si luego de todo ésto, aún crees que solo no podrías organizar un entrenamiento para enseñar a tu mascota a hacer sus necesidades donde debe, no dejes de consultarnos porque en veterinaria La Pastora ofrecemos asesoría en comportamiento animal y sabemos que podemos ayudarte.

Si ves que tu mejor [email protected] cambio su comportamiento en alguna forma, no dejes de llevarlo al veterinario para una revisión completa.

Te animamos siempre a que adoptes un animal para que puedas experimentar esa bella experiencia y que regularmente lo lleves a consulta veterinaria para su vacunación correspondiente y chequeos de salud. En Clínica Veterinaria La Pastora estamos preparados y siempre dispuestos a dar lo mejor de nosotros, para que tu animal de compañía tenga la mejor calidad de vida posible.