El hecho del escape de perros puede provocar mucho estrés a la hora, ya que deambular puede ser peligroso para su salud; y sin lugar a dudas la desesperación que nos abraza como tutores al ver que nuestro pequeño no está en casa y ni saber donde empezar a buscarlo.

El escape de perros se puede dar por diversos motivos, pero a través del adiestramiento podemos evitar que eso suceda. A continuación, te invitamos a conocer algunos de los consejos para saber cómo adiestrar a tu perro para que no huya de casa. ¿Empezamos?

Adiestrando para evitar el escape de perros

Deambular representa un serio riesgo para la salud y el bienestar de nuestros mejores amigos. Al huir, un perro se expone a diversos microorganismos, accidentes, o ser secuestrado por otra persona.

Ante el escape de perros: Violencia NO, refuerzo positivo SÍ

Ciertos comportamientos de nuestros perros pueden irritarnos mucho, pero nunca debemos usar la violencia como un “correctivo” ante una acción indeseada. Es necesario tener en cuenta que también podemos provocar reacciones agresivas y experiencias traumáticas.

En ese sentido, también hay que indicar que nuestra agresividad puede provocar el escape de perros y que huyanpor el hecho de sentirse asustados, inseguros, o no amados en su hogar.

Por eso, debemos dar prioridad al refuerzo positivo en el adiestramiento de nuestro mejor amigo. Recompensar sus buenos comportamientos es fundamental para estimular su potencial cognitivo y fortalecer su autoconfianza; un perro que siente el afecto y el reconocimiento de su amigo humano, difícilmente va a huir por miedo o inseguridad.

Asociar positivamente su nombre

Si utilizamos el nombre de nuestro perro para reprenderlo o cuando estamos enojados, él va a asociar su nombre a experiencias negativas. Esto no significa que no debamos reforzar que se identifica con su nombre, o imponer límites en su creación.

Debemos preferir el clásico e infalible “NO” para indicar un comportamiento equivocado; y dejar su nombre para los momentos de recompensa, broma y cariño.

De esta forma, el perro responderá más fácilmente a nuestro llamado y estará atento a nuestro llamado en caso de que hubiera escapado y lo estemos buscando. Sin embargo, si el animal asocia su nombre a tu molestia por algo que hizo mal, o a un castigo, difícilmente volverá a casa al oír que lo llamamos. Es el primer paso de un adiestramiento positivo y uno de los aspectos más importantes para evitar el escape de perros que sientan la necesidad de huir de casa.

Cuidado con su lenguaje no verbal

Los perros son muy sensibles y perciben fácilmente los cambios en nuestro estado de ánimo cuando escuchan apenas nuestra voz, pero también observan nuestro lenguaje corporal. Por eso, ellos son capaces de intuir con perfección nuestro estado de espíritu, los cambios de humor y las emociones que experimentamos.

Si su perro intenta huir, además de tener cuidado con su tono de voz, es fundamental vigilar su expresión corporal. En esos casos, lo ideal es agacharse e intentar llamarlo de forma serena, pero firme. Si el animal no responde en esta forma, usemos el plan “B” que es correr en dirección contraria a él, como si fuera una invitación a jugar a que te capture .

Afecto, contención e integración familiar

Los perros que se sienten amados por su familia no tiene muchos motivos para huir. Por el contrario, un animal expuesto a la violencia, a la soledad o la indiferencia de sus dueños puede huir en busca de una mejor calidad de vida.

Actividad física regular

Los perros que experimentan una rutina sedentaria o que están mucho tiempo encerrados pueden huir para correr, jugar y sentirse libres. Por eso, la práctica regular de ejercicios físicos es una medida fundamental para adiestrar a su perro a no huir de casa.

Una excelente sugerencia es aprovechar los primeros paseos de su cachorro para enseñarle a jugar a “esconde”. Para empezar, basta con soltarlo y ocultarse detrás de un árbol, por ejemplo. Después, debe llamarlo hasta que el perro sea capaz de encontrarlo a Ud. donde está escondido.

Finalmente, para reforzar su buen comportamiento, es importante ofrecerle una golosina, un elogio, cariños y bromas. De esta manera, su perro va a asimilar que si te pierde de vista, es muy interesante “trabajar” para encontrarte porque si lo hace, recibirá un premio.

Adiestrar para evitar el escape de perros de casa mediante la esterilización

El ímpetu de satisfacción sexual está entre las principales causas de las fugas caninas, principalmente en los machos sexualmente activos, o sea, muchos perros huyen para satisfacer su apetito sexual o sus necesidades fisiológicas.

En estos casos, la esterilización es el método más eficaz para evitar que su animal doméstico huya de su casa. La mayoría de los perros adopta una personalidad más tranquila y experimenta una reducción de su apetito sexual después de ese procedimiento.

Sin embargo, la eliminación de los órganos sexuales no resulta en la eliminación del deseo sexual. Un perro esterilizado también puede huir para conseguir su auto-suficiente o por otros motivos. Por eso, la esterilización no descarta la necesidad de adiestrar a su perro para que no huya de su casa y el adiestramiento siempre es necesario para que el animal sepa insertarse, convivir y podamos disfrutar con el lo máximo posible.