La dentición de un caballo es de las cosas más importantes que debemos conocer, por varias razones y en el presente artículo veremos una a una, así como los cuidados que deben ser tenidos con relación a la dentición de un caballo.

Las razones por las cuales la dentición de un caballo es tan importante (igualmente que  la de los humanos), se basa en constatar el bienestar del animal, comprender su anatomía y saber como actuar con él, además de que a través de los dientes podemos saber con precisión la edad del animal, entre otras.

Así como los humanos, los caballos tienen una dentición específica. En el caso de ellos, la dentición les permite distinguir entre machos y hembras. Un caballo adulto macho tiene 40 dientes, mientras que las hembras adultas apenas tienen 36. Esta diferencia se debe a la ausencia de caninos en las hembras.

Además de esto, la dentición de un caballo va sufriendo cambios a lo largo de la vida, desde que sufre el desgaste de sus dientes, que tienen crecimiento contínuo. Las fases son un total de siete. Los cambios se dan siempre comenzando desde los incisivos hacia los demás dientes que se encuentran detrás.

ESTRUCTURA DE UN DIENTE DE CABALLO

Un diente de caballo se divide en 3 partes: la raíz, el cuello y la corona. Varía de acuerdo a la edad del caballo, siendo que los dientes de leche son más cortos y redondos que los de los adultos, que son más largos y afilados.

Mientras que nosotros los humanos tenemos dientes incisivos que acaban en sus extremos prácticamente sin superficie, con los caballos no sucede lo mismo. Ellos tienen dientes anchos en su extremo, para que puedan apretar y jalar, rasgando las hierbas necesarias para comer, teniendo así una mayor área de contacto. Esta área, con el desgaste de los dientes a lo largo del tiempo, va disminuyendo.

CONSTITUCIÓN DE LA DENTICIÓN DE UN CABALLO

Los dientes de un caballo se dividen (desde delante hacia atrás) en: Incisivos, Caninos (en los machos), Pre molares y Molares.

Los incisivos son 12 (6 en el maxilar superior y 6 en el maxilar inferior), los caninos son 4 (en el mismo modelo que los incisivos, 2 arriba y dos abajo), los pre molares son 12 (6 arriba y 6 abajo) y 12 molares (6 arriba y 6 abajo).

Esta es la dentición adulta de un caballo. En el caso de los potrillos, en total, antes de cambiar la dentición, tienen 24 dientes “de leche” (caducos). Son 12 incisivos y 12 molares.

FASES DE LA DENTICIÓN DE UN CABALLO

La dentición de un caballo sufre cambios a lo largo de los años, que se dividen en 7 fases:

FASE 1 – ERUPCIÓN DE LOS CADUCOS

  • Nacen los dientes incisivos delanteros, hasta la primer semana de vida
  • Nacen los dientes incisivos posteriores, hasta el primer mes de vida.
  • Nacen los incisivos traseros, hasta el sexto mes de vida.

FASE 2 – DESGASTE DE CADUCOS

  • Se desgastan los incisivos delanteros alrededor del año de edad.
  • Se desgastan los incisivos medios al año y medio de edad
  • Se desgastan los incisivos posteriores a los dos años de edad

FASE 3 – CAMBIO DE CADUCOS

  • Los incisivos delanteros se cambian a los dos años y medio y acaban de crecer alrededor de los 3 años de edad
  • Los incisivos medios se cambian a los 3 años y medio y acaban de crecer a los 4 años
  • Los incisivos traseros se cambian a los 4 años y medios y acaban de crecer con 5 años.

FASE 4 – DESGASTE DE LOS DEFINITIVOS

Aparecen los caninos en los machos, alrededor de los 5 y 6 años de edad.

  • Comienzan a desgastarte los incisivos delanteros a los seis años
  • Comienzan a desgastarse los incisivos medios a los 7 años.
  • Comienzan a desgastarse los incisivos traseros a los 8 años.

FASE 5 – REDONDEADO DE LOS INCISIVOS

En esta fase, los incisivos que antes eran rectos en su parte de fuera y redondeados en su parte interior, comienzan a quedarse redondeados, debido al desgaste.

  • Los incisivos delanteros comienzan a desgastarse a partir de los 9 años
  • Los incisivos medios a partir de los 10 años
  • Los incisivos posteriores a partir entre los 11 y 12 años.

FASE 6 – TRIANGULARIDAD

En la continuidad del desgaste de los dientes, comienza a alcanzarse la triangularidad, que significa que los dientes toman la forma de triángulos, con su punta virada hacia dentro.

  • Los incisivos anteriores pasan por triangularidad a partir de los 14 años
  • Los incisivos medios a partir de los 15 años
  • Y los incisivos traseros a partir de los 16 a 17 años de edad.

FASE 7 – BIANGULARIDAD

En esta fase, el ángulo que se hace entre los incisivos del maxilar superior y el maxilar inferior comienza a agudizarse.

  • En los incisivos anteriores a los 18 años
  • En los incisivos medios a los 19 años
  • Y en los incisivos posteriores a partir de los 21 años

También comienza a surgir, cerca de los 10 años, una línea desde la partes superior del diente, que comienza desde arriba cercana a la encía y alcanza, a los 20 años, el final del diente. Esta línea se conoce como “Línea de Galvayne”

PROBLEMAS RELACIONADOS A LA DENTICIÓN DE UN CABALLO

Surgen a veces, problemas relacionados a la dentición de los caballos. En éstos casos, llamar un veterinario es la opción de cabecera, desde que en la mayoría de los casos, solo un veterinario podrá solucionar el problema que se ha presentado.

De los problemas que pueden aparecer en la dentadura de un caballo tenemos:

A – PICO POR DESGASTE

Consiste en una cresta, que se forma en los incisivos laterales, debido al desgaste del diente en su parte más central, por lo que queda un “pico” en la punta más alejada de los incisivos frontales.

La cola de desgaste aparece alrededor de los 7 años y nuevamente alrededor de los 13. Em ambos casos acaba por desaparecer, con el tiempo y la uniformización del desgaste.

Durante esta fase, hay que prestar atención a las heces del caballo, intentando ver si la situación dental le permite triturar y aplastar bien los alimentos, lo cual es vital para evitar problemas graves como los cólicos.

Monitoriza también si el animal disminuyó la cantidad de alimento que ingiere o no.

B- EL DIENTE DE LOBO

Este diente, es un diente que crece, en algunos caballos (predominantemente en hembras de razas específicas como PSI y PSA), recostado al pimer pre molar, en la barra en donde le es colocado el freno.

Como es fácil darse cuenta de su presencia, dado que cuando ese diente aparece y colocamos el freno en el animal, sentirá dolor y provocará no solo el malestar del caballo, sino la dificultad en la monta.

Por el dolor que le causa el hierro del freno golpeando con éste diente, el animal se negará a responder a los comandos e inclusive puede llegar a ser agresivo si insistimos en manejarlo sin resolver el problema del diente que le duele.

Para evitar que estos casos lleguen no solo al nivel de no poder utilizar el animal para trabajo, sino el caso extremo del malestar que el animal padece cuando aparece este diente de lobo, lo mejor es pedir ayuda al veterinario, que se encargará de la remoción del diente de lobo y que esto sea hecho apenas detectada su presencia en la boca del animal.

Normalmente eso sucede en caballos jóvenes, porque en los más ancianos, ese diente o bien no ha surgido nunca, o bien se ha roto con la propia masticación y desgaste del animal, pero sea joven o anciano, siempre hay que revisar, porque creemos que nadie se siente tranquilo si su animal, sea de compañía, terapéutico o de trabajo, está sufriendo.

No dejes de consultarnos, en Veterinaria La Pastora  podemos ofrecer todo el asesoramiento para el mayor bienestar y calidad de vida de tus animales, inclusive los grandes animales como los caballos